Costumbre

Acostumbrarse a una situación es como acostumbrarse a algún olor. Te puedes acostumbrar al olor del arroz quemado, por ejemplo, y no te vas a percatar de que algo “grande” está ocurriendo, hasta que algún vecino te grita por la ventana… O algo por el estilo. También te puedes acostumbrar al aroma de las flores que te alegraron tanto cuando llegaron, y luego no lograrás encontrarles el olor. No recordarás que algo “grande” está sucediendo, tal vez hasta que tengas que tirarlas, por secas.

La primera situación simboliza los problemas, lo malo en tu vida; mientras que la segunda, lo favorable, lo bonito, lo rico, lo bueno. No dejes que tus sentidos qe adormezcan frente a alguna de ellas. Estate atento, ya sea para corregir o para disfrutar.

Maravíllate, abre los ojos, eleva las cejas. Recomiendo todo eso, por sus propiedades antioxidantes, tonificantes y rejuvenecedoras.

Yo jeje

Tags: ,

  • Gerardo

    buen post. ¡te sigo!

    • Anónimo

      Chévere, Gerardo, ¡bienvenido aquí!

  • Gerardo

    buen post. ¡te sigo!

    • mariepizzer

      Chévere, Gerardo, ¡bienvenido aquí!

  • Melix

    owww muy cierto amiaaa 🙂

    • Anónimo

      Sí Meli!! =)

  • Melix

    owww muy cierto amiaaa 🙂

    • mariepizzer

      Sí Meli!! =)

  • ese post me gusto sobre manera aunq(solo por fregar) a cuantos hombres se les quema el arroz y les gusta el olor?? mmmmfff xD pero muy chvr tu razonamiento aunq solo me quejaria de algo de la foto del final me sorprendio(bueno mejor dicho me asusto)

    • Anónimo

      ¡Jajajaja! ¡Oyee!

  • JANMORALES

    ese post me gusto sobre manera aunq(solo por fregar) a cuantos hombres se les quema el arroz y les gusta el olor?? mmmmfff xD pero muy chvr tu razonamiento aunq solo me quejaria de algo de la foto del final me sorprendio(bueno mejor dicho me asusto)

    • mariepizzer

      ¡Jajajaja! ¡Oyee!